La depilación con azúcar o también llamada sugaring, es la forma más dulce de depilarse en casa. Esta técnica milenaria de depilación egipcia proviene de la zona del alto Egipto y Arabia. Las mujeres del medio oriente llevan usándola desde hace miles de años, y ahora sus secretos nos llegan a occidente.

Las principales ventajas de la depilación con azúcar son que se trata de una pasta natural, con un maravilloso efecto exfoliante sobre la piel, no duele apenas en comparación con el resto de cremas y resulta muy económica.

Este método de depilación casera es especialmente ideal para mujeres y hombres con piel sensible o para depilar la zona íntima, debido a que no es nada doloroso.

¿Cómo depilarse con azúcar? Muy fácil, para aprender cómo depilar con azúcar solo tienes que seguir los pasos de nuestra:

Receta para depilación con azúcar

Preparación

-Verter el contenido de una taza de azúcar (blanca) dentro de una olla pequeña o sartén.
- Exprimir un limón amarillo, y añadirlo al azúcar.
- Añadir agua hasta que el líquido cubra por completo el azúcar.

Para la depilación con azúcar es importante calentar a fuego lento, removiendo constantemente hasta que la mezcla alcance el punto de caramelo y adquiera un color dorado, parecido al de la miel.

Si tenéis un termómetro, esto debería pasar cuando la mezcla alcance los 250º grados Fahrenheit, lo que equivale a unos 120º grados centígrados. Debería estar en ebullición y el azúcar completamente disuelto.

Una vez que tengáis la cera casera preparada para la depilación con azúcar, debéis esperar y dejar que se enfríe, de lo contrario os podéis quemar la piel y os quedarán marcas. Una vez enfriada, tendrá una forma pastosa y pegajosa. Si no os ha salido bien, tendréis que repetir el proceso de lo contrario no os servirá de nada.

Consejos para la depilación con azúcar. A diferencia de las cremas tradicionales, la forma de como aplicar la cera es justo al revés, debe aplicarse en el sentido contrario al crecimiento del vello, es decir, en el caso de las piernas se aplicará de abajo hacia arriba, y a la hora de retirarla se hará de arriba hacia abajo, es decir, en el sentido del crecimiento del vello.

Si seguís estos pasos conseguiréis la eliminación del vello sin tener que usar cuchillas de afeitado, ni pincitas. Conseguiréis tener una piel suave, sin dolor, y además, libre de granitos o pelos, gracias a su fórmula exfoliante.

Si no conseguís que os salga la receta, podéis consultar los distintos vídeos para aprender a depilar con azúcar que se pueden encontrar en internet. De lo contrario siempre podéis acudir a peluquerías especializadas en eliminación del vello corporal, a clínicas de estética, o a centros de belleza de vuestra ciudad, donde los profesionales os prepararán y aplicarán la depilación con azúcar.

Os recomiendo personalmente este método por ser ofrecer una depilación barata, rápida, indolora, casera, natural y casi perfecta.