Los tiempos han cambiado, hace unas décadas parecía impensable que los hombres se depilaran el cuerpo o ver un hombre depilado. Por suerte, las cosas han cambiado y ahora los hombres son conscientes de la importancia de la depilación. Ya sea para poder practicar deporte de manera semi-profesional (ciclistas, natación, fútbol, culturismo), para tener más higiene corporal, o por belleza, los hombres han aceptado los nuevos tiempos y son conscientes de la necesidad de la depilación para hombres en algunas zonas de forma parcial o completa.

Entre las zonas más demandadas por los hombres para ser depiladas de forma integral, podemos encontrar el pecho, la espalda, las piernas o muslos, los brazos, los glúteos, las ingles, las axilas, la zona facial de las cejas (entrecejo),  la zona genital, etc.

La primera pregunta a la que se enfrente un hombre a la hora de depilarse por primera vez alguna de estas zonas es ¿Como depilarse? o ¿Como depilar correctamente esa zona?

Para ayudarte y para que sepas como depilarte vamos a intentar dar unos consejos generales sobre la depilación para hombres que esperamos que sean de utilidad para iniciaros en estos temas.

Para comenzar a hablar de la depilación para hombres, hablaremos de los distintos tipos o formas de depilarse que tienen los hombres. La más conocidos por ellos, y que llevan practicando toda la vida, es la del afeitado o rasurado. Prácticamente todos los hombres se han afeitado en algún momento de su vida la barba, las patillas y el bigote con cuchilla de rasurar o maquinilla de afeitar gillette. Lógico, pues es una opción casera, sin dolor y barata. Sin embargo, al intentar afeitar en otras zonas del cuerpo, pronto descubrirán que no es el método más efectivo, y que existen mejores aparatos.

Esto es debido a que el afeitado puede provocar irritaciones en otras zonas, como la zona púbica, debido a la que la piel es más delicada y sensible, o la aparición de granitos por pequeñas infecciones provocadas por el sudor, esto sin contar con que algunas zonas íntimas son realmente propensas a cortarse, lo cual resultaría realmente doloroso, o a que el afeitado, al no arrancar el vello de raíz, provoca que el vello vuelva a crecer rápidamente y más fuerte.

Para zonas como la espalda, o el pecho, recomendamos la cera caliente, que es unas de las técnicas de eliminación más duradera. Sin embargo, los hombres tienden a preferir realizar estos actos en la intimidad de su domicilio, por lo que tienden a desconfiar de clínicas de depilación, o centros de belleza. Ya sea por orgullo o por vergüenza.

Una alternativa en la depilación para hombres son las cremas depilatorias para hombres. Se trata de cremas especiales que se aplican sobre la piel y se dejan actuar unos minutos, pasado ese periodo de tiempo se retiran con agua o con una paleta/esponja depiladora especial que hacen que se caigan los pelos.

Otra opción es la fotodepilación permanente o depilación láser definitiva, curiosamente los mismos hombres que se avergüenzan de hacerse la depilación masculina con cera, no tienen problemas en acudir a centros de depilación láser. Lo cual resulta cuanto menos curioso pues no existen centros de depilación para hombres con láser, sino que se trata de clínicas mixtas.

Como podéis ver existen multitud de métodos de depilación para hombres, nuestro consejo es que acudáis a centros especializados donde seréis atendidos por profesionales.